Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir eLearn Article
X
Últimas Noticias

8 formas de prevenir la mastitis

La lactancia materna es un proceso aprendido, tanto por la madre como por el bebé, y es posible que enfrentes algunos desafíos durante los primeros meses de la lactancia. Sigue estos consejos para disfrutar de un viaje de lactancia sin problemas.

 

 

 

 


1. Comienza a amamantar lo antes posible.

Tu bebé puede alimentarse aproximadamente una hora después de nacer, y el contacto temprano piel con piel es excelente para crear lazos afectivos. Además de ser lo mejor para su salud, la alimentación frecuente durante los primeros días ayuda a que la leche se produzca más rápido. Alimentar con regularidad y frente a los primeros signos de hambre de tu bebé ayudará a prevenir la acumulación de leche en tus pechos.

 

2-. Revisa el acople de tu bebé

Asegúrate de que tu bebé se acople correctamente y trata de que tus pechos queden vacíos de leche después de cada toma. Una forma de saber si están vacíos es masajearlos para saber si se sienten suaves al tacto posterior a drenar la leche. Para obtener más consejos sobre cómo lograr un buen acople, consulte Lactancia materna para principiantes PARTE 2: Obtén un buen acople


3. Alimentar a pedido

Dejar intervalos muy prolongados entre las tomas puede provocar una acumulación de leche en los pechos y crear las condiciones para que se desarrolle la mastitis. Para reducir este riesgo, alimenta con la frecuencia y durante el tiempo que tu bebé quiera, tanto de día como de noche. Deja que tu bebé vacíe completamente un pecho antes de cambiar al otro si todavía tiene hambre. Tu bebé soltará el pezón cuando haya tenido suficiente. La próxima vez que amamantes, comienza con el otro pecho (puede ser útil anotarlo, especialmente en los primeros días, ¡y en las noches!).

 

4-. Amamantar exclusivamente durante seis meses

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses ya que, aseguran, es lo mejor para la salud de su bebé. Las tomas frecuentes, especialmente durante los primeros meses después del nacimiento, pueden ayudar a evitar la acumulación de leche en tus pechos. La acumulación podría potencialmente causar que tus pechos se infecten. Si los patrones de alimentación cambian o si estás lejos de tu bebé por más tiempo de lo habitual, extrae el exceso de leche para mantener el flujo.

 

5-. Varía las posiciones de alimentación

Cambiar las posiciones para amamantar puede ayudar a drenar tus pechos de manera más efectiva. Vea Lactancia materna para principiantes PARTE 3: Ponte cómoda para ver ejemplos de diferentes formas de sostener a tu bebé mientras amamantas.

 

6-. Evite la presión sobre tus pechos.

Los conductos lácteos bloqueados a veces pueden ser causados ​​por una presión excesiva en los pechos, que impide que la leche fluya fácilmente. Algunos profesionales de la salud desaconsejan los sujetadores con aros, que no te queden bien o los sientas muy ajustados, y no dormir boca abajo.

 

7-. Atenta a las señales de advertencia tempranas

Revisa tus pechos con regularidad para detectar cualquier signo temprano de mastitis, como pezones adoloridos, pechos muy pesados ​​e hinchados o bultos que podrían significar un conducto bloqueado. Si tienes alguno de estos síntomas, trata de descansar lo más posible, continúa amamantando regularmente del pecho afectado y masajea suavemente cualquier bulto. También puedes intentar aplicar compresas tibias en el área dolorida. Consulta con tu doctor si te sientes enferma o si los síntomas no desaparecen al día siguiente.

 

8-. Considera suplementos de probióticos durante la lactancia.

En la actualidad, existe evidencia de que tomar un suplemento probiótico que contenga Lactobacillus fermentum todos los días, desde el inicio de la lactancia, puede ayudar a reducir las probabilidades de tener dolor de pechos y mastitis. Este tipo de suplemento te proporcionan ciertas bacterias "amigables" que ya se encuentran en la leche materna. Para obtener más información sobre cómo puedes reducir tus posibilidades de desarrollar mastitis, ve al artículo de ¿Qué es la mastitis?

 

 

Sources

 

Amir LH, Trupin S, Kvist LJ. Diagnosis and treatment of mastitis in breastfeeding women. J Hum Lact 2014; 30(1):10-3.

Amir LH, Academy of Breastfeeding Medicine Protocol Committee. ABM Clinical Protocol #4: Mastitis, revised March 2014. Breastfeed Med 2014; 9(5): doi: 10.1089/bfm.2014.9984.

 

Core curriculum for lactation consultant practice: International Lactation Consultant Association, Mannel, Martens, Walker, Eds, 3rd ed; 2013.

 

Hurtado JA, Maldonado-Lobon JA, Diaz-Ropero MP et al. Oral administration to nursing women of Lactobacillus fermentum CECT5716 prevents lactational mastitis development: A randomized clinical trial. Breastfeed Med 2017;12(4):doi:10.1089/bfm.2016.0173

 

Jost T, Lacroix C, Braegger C et al. Assessment of bacterial diversity in breast milk using culture-dependent and culture-independent approaches. Brit J Nutr 2013; 110(7):1253-62.

 

Martin R, Olivares M, Marin ML et al. Probiotic potential of 3 Lactobacilli strains isolated from breast milk. J Hum Lact 2005; 21(1):8-17.

 

Mediano P, Fernandez L, Rodriguez JM et al. Case-control study of risk factors for infectious mastitis in Spanish breastfeeding women. BMC Pregnancy Childbirth 2014; 14:195. doi:10.1086/1471-2393-14-195.

 

Soto A, Martin V, Jimenez E et al. Lactobacilli and Bifidobacteria in human breast milk: Influence of antibiotherapy and other host and clinical factors. J Pediatr Gastroenterol Nutr 2014; 59(1):78-88.

 

Spencer JP. Management of mastitis in breastfeeding women. Am Fam Physician 2008; 78(6):727-32.

 

http://data.unicef.org/topic/nutrition/infant-and-young-child-feeding/# (accessed May 23, 2018)

UNICEF 2016 From the first hour of life Key findings report. Full report at: <uni.cf/iycfreport2016>

 

Victora CG, Bahl R, Barrios AJ et al. Lancet Breastfeeding Series Group. Breastfeeding in the 21st century: epidemiology, mechanisms, and lifelong effect. Lancet 2016; 387(10017):475-90.

 

World Health Organization. Mastitis causes and management. Geneva, World Health Organization, 2000.

 

References for linked asset ‘Breastfeeding for beginners PART 2: Get a good latch’

 

Breastfeeding handbook for physicians. 2nd ed. Elk Grove IL. 2014.

 

Li R, Fein SB, Chen J et al. Why mothers stop breastfeeding: mothers’ self-reported reasons for stopping during the first year. Pediatrics 2008; 122 Suppl 2:S69–76.

 

Odom EC, Li R, Scanlon KS et al. Reasons for earlier than desired cessation of breastfeeding. Pediatrics 2013; 131(3):e726–32.

 

World Health Organization. Infant and young child feeding: Model chapter for textbooks for medical students and allied health professionals. Geneva, World Health Organization, 2009.

 

http://womenshealth.gov/breastfeeding/learning-to-breastfeed.html (accessed May 23, 2018)

 

https://healthychildren.org/English/ages-stages/baby/breastfeeding//Pages/Ensuring-Proper-Latch-On.aspx (accessed May 23, 2018)

 

References for linked asset ‘Breastfeeding for beginners PART 3: Get comfortable’

Breastfeeding handbook for physicians. 2nd ed. Elk Grove IL. 2014.

 

https://www.healthychildren.org/English/ages-stages/baby/breastfeeding/Pages/Positioning-Your-Baby-for-Breastfeeding.aspx (accessed May 23, 2018)

 

https://www.womenshealth.gov/breastfeeding/learning-to-breastfeed.html (accessed May 23, 2018)

 

Last revised: April, 2018

¿Encuentra útil este artículo?
  • Nada útil
  • Podría ser útil
  • Útil
  • Muy útil
  • ¡Me encantó!

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Buscar

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti