Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir eLearn Article
X
Últimas Noticias

Acostarse a un horario regular diariamente ayudará a tu bebé a dormir lo suficiente y fomentará una buena salud.

¿Sabías que acostar diariamente a tu bebé en horario regular cuando está somnoliento pero aún despierto, puede ayudar a crear una rutina de sueño?

 


Durante los primeros meses de tu bebé, sus hábitos de sueño pueden haber sido impredecibles, con la posibilidad de varios despertares durante la noche. Ahora que tu bebé tiene seis meses, puede dormir durante períodos más prolongados durante la noche. A medida que aumenta su actividad diurna y progresa su desarrollo, es posible que comience a desarrollar ciclos regulares de sueño.

 

 

La constancia lo es todo cuando se trata de la rutina para dormir. Seguir un patrón similar antes de que se vaya la luz natural ayudará a tu pequeño a dormir lo suficiente.

 


Sorprendentemente, investigaciones recientes también han demostrado que los bebés y los niños pequeños que no acostumbran a dormir lo suficiente tienen más probabilidades de tener dietas de menor calidad. En un estudio, los niños que dormían lo suficiente (desde la infancia hasta la mitad de la niñez) comieron más porciones de granos integrales y bebieron menos bebidas azucaradas. Con el vínculo entre la falta de sueño a largo plazo y la tendencia a una nutrición menos saludable, tienes más razones para asegurarte de que tu bebé duerma lo suficiente de forma regular.

 


No es una buena idea esperar hasta que tu bebé se duerma profundamente antes de acostarlo en su cuna. Se cree que los bebés que se colocan en sus cunas cuando están somnolientos, pero aún despiertos, tienen más probabilidades de aprender a quedarse dormidos por sí mismos. Por supuesto, es posible que esto no suceda la primera vez o cada vez que se acueste, pero vale la pena explorar un enfoque para alentar a tu pequeño a descubrir cómo calmarse. Es probable que las mamás que hayan seguido estas prácticas de sueño durante los últimos meses ya vean los beneficios, y que su pequeño se acostumbre a dormir solo por la noche. Si esta es una práctica nueva para ti y tu bebé, aún es momento para ayudar a tu bebé a descansar bien por la noche. Vea 13 consejos para tener dulces sueños.

 

 

Sueño y crecimiento


Los expertos coinciden en que un sueño adecuado está relacionado con un crecimiento saludable. Detrás de los párpados cerrados de tu bebé, su cuerpo está ocupado desarrollándose, física, mental y emocionalmente.

 


Estudios científicos recientes, compararon los patrones de sueño de dos grupos de bebés hasta la edad de un año. Los padres de los bebés de un grupo recibieron instrucciones básicas sobre la seguridad del sueño y la cuna, pero no sobre técnicas de "crianza receptiva". A los padres del segundo grupo se les enseñaron técnicas de crianza receptiva relacionadas con el sueño, que incluyen:


• Usar métodos calmantes para un bebé inquieto que no tiene hambre, en lugar de alimentarlo igualmente

• Reconocer si la irritabilidad se debe al hambre o cansancio

• Seguir rutinas constantes a la hora de acostarse que no terminen con la alimentación para dormir

• Practicar la hora de acostarse temprano

• Permitir al bebé un tiempo limitado para que se tranquilice solo cuando se acuesta o se despierta durante la noche.

 

El estudio mostró que los bebés cuyos padres siguieron técnicas de crianza receptiva para dormir tenían más probabilidades de:


• Acostarse más temprano

• Calmarse para dormir

• Dormir más por la noche


"Este estudio muestra el impacto positivo que las acciones de los padres pueden tener en el sueño del bebé", explica Anne Dattilo, PhD, RD, Directora Asociada de Ciencias de la Nutrición en Nestlé Infant Nutrition. “Cuando los padres siguieron técnicas de crianza receptiva, los bebés mostraron mejoras en sus patrones de sueño y la duración del sueño nocturno. Como investigaciones adicionales han demostrado un vínculo entre el sueño de los niños pequeños y una curva de crecimiento saludable, se puede alentar a los padres a reconocer que las rutinas de sueño que establecen ahora para el bebé pueden tener efectos duraderos en la salud ".

 

 


Un bebé mañoso no siempre es un bebé hambriento


Si tu bebé se despierta por la noche, es fácil suponer que debe tener hambre. Sin embargo, este no es siempre el caso. Los bebés se despiertan por la noche por varias razones: por lo general, pueden estar inquietos, tener un pañal sucio o haber sido despertados por un ruido fuerte. O, a medida que se acerca a los siete u ocho meses, puede estar experimentando ansiedad por separación. Esto es normal y es posible que solo necesite saber que tú estás a su lado.

 

Algunos padres creen que los bebés alimentados con fórmula tienen más probabilidades de "dormir" toda la noche, pero las investigaciones sugieren que se despiertan con la misma frecuencia que los bebés amamantados. Estudios muestran que las mamás que usan alimentos para calmar a sus bebés, cuando no muestran signos de hambre, tienen hijos más pesados. El Dr. Dattilo reitera que "elegir métodos calmantes durante la noche y la hora de la siesta diaria, que no incluyan la alimentación cuando el bebé no muestra signos de hambre, puede ayudar a reducir el riesgo de que al crecer tenga sobrepeso".

 

Sources

 

Brown A, Harries V. Infant sleep and night feeding patterns during later infancy: association with breastfeeding frequency, daytime complementary food intake, and infant weight. Breastfeed Med 2015; 10(5):246-52.

 

Cespedes EM, Hu FB, Redline S et al. Chronic insufficient sleep and diet quality: Contributors to childhood obesity. Obesity (Silver Spring) 2016; 24(1): 184-90. doi:10.1002/oby.21196.

Mindell JA, Li AM, Sadeh A et al. Bedtime routines for young children: a dose-dependent association with sleep outcomes. Sleep 2015; 38(5):717-22.

Paul IM, Savage JS, Anzman-Frasca S et al. INSIGHT responsive parenting intervention and infant sleep. Pediatrics 2016; 138(1): e20160762.

Sadeh A, Mindell JA, Luedtke K et al. Sleep and sleep ecology in the first 3 years: a web-based study. J Sleep Res 2009; 18(1):60-73.

Savage JS, Birch LL, Marini M et al. Effect of the INSIGHT responsive parenting intervention on rapid weight gain and overweight status at age 1 year: A randomized clinical trial. JAMA Pediatr 2016; 170(8):742-9.  doi:10.1001/jamapediatrics.2016.0445.

 

Stifter CA, Anzman-Frasca S, Birch LL et al. Parent use of food to soothe infant/toddler distress and child weight status. An exploratory study. Appetite 2011; 57(3):693-9.

 

Last revised: December, 2017

 

¿Encuentra útil este artículo?
  • Nada útil
  • Podría ser útil
  • Útil
  • Muy útil
  • ¡Me encantó!

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Buscar

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti