Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir eLearn Article
X
Últimas Noticias

¿Cómo desarrolla tu hijo sus habilidades de alimentación?

Tu niño ha recorrido un largo camino desde que entró la primera cucharada de comida en su boca. Saber qué esperar del desarrollo de tu hijo puede ayudar a que las comidas familiares sean más agradables para todos. A continuación, te indicamos cómo puedes ayudarlo a continuar su viaje para convertirse en una persona que come de forma independiente y saludable.

 

 

 

[subhead]


3 razones para beber de una taza

 

¿Sabías que el uso prolongado de biberones está relacionado con una mayor probabilidad de caries y sobrepeso? La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recomienda que los niños pequeños dejen el biberón antes de los 18 meses de edad.

 

Si aún no le has enseñado a tu hijo a beber de una taza, este es un buen momento para intentarlo.

 


1. A los 12 meses de edad, la mayoría de los bebés tienen las habilidades de coordinación necesarias para sostener una taza y beber de ella.

2. Tu hijo está listo para beber de una taza abierta, en lugar de una taza con tapa. Incluso puede usar una taza con una bombilla.

3. Ahora que tu bebé ha llegado a su primer cumpleaños, puede beber leche entera de vaca o puede estar bebiendo leches de crecimiento, por lo que es una buena idea introducir una taza en su rutina.

 

 

 

[subhead]


¿Qué leche y cuándo?

 


¿Cuál? Ahora que la leche de vaca es una opción para tu niño, es posible que te preguntes qué leche elegir. La leche de vaca entera es una opción adecuada para los niños pequeños a esta edad. La leche de crecimiento también puede ser una opción. Los tipos alternativos de leche no láctea, como la de soja, almendra, arroz y coco, pueden no contener suficientes proteínas y calcio para satisfacer las necesidades de tu hijo en crecimiento. También pueden ser una fuente de azúcares añadidos innecesarios en forma de aromatizantes. Consulta con tu doctor antes de introducir estos tipos de leche no lácteos.


¿Cuándo? La mayoría de los profesionales de la salud recomiendan introducir la leche de vaca alrededor de los 12 meses de edad. Quizás te puedan recomendar que introduzcas gradualmente la leche de vaca mezclándola con leche materna. Consulta con tu doctor si tienes alguna inquietud.

 


¿Por qué? La grasa es un nutriente importante y necesario en la dieta de tu niño. La leche entera contiene alrededor de una cucharadita y media de grasa por taza, en comparación con solo una cucharadita por taza en la leche descremada (2%). Si bien puedes elegir la leche baja en grasa, recuerda que tu hijo necesita la grasa de la leche entera para un crecimiento saludable.

 

 


Lo que se debe y no se debe hacer al beber de una taza

A estas alturas, tu niño está disfrutando del desarrollo de su independencia al alimentarse con los dedos. Aprender a beber de una taza es una habilidad más para él en el camino para convertirse en un comensal independiente.

 


Usa vasos pequeños para niños. Esto facilitará el dominio de la habilidad de beber, ya que no tendrá que inclinar demasiado la taza.

No te preocupes si deja caer o tira su taza una vez que ha terminado; esta es su manera de decirte que ha bebido suficiente.

 


paciente y permite que tu hijo practique mucho. Eventualmente llegará ahí.

No lo apresures ni presiones para que beba más rápido. No lo ayudará a desarrollar la habilidad más rápidamente.

 


Espera derrames, especialmente cuando aprenda a beber de un vaso abierto. Es probable que se derrame en las tres etapas de tomar: llevar la taza a la boca, beber y quitar la taza de la boca.

No te enojes si hace un desorden. Todo es parte de la experiencia de aprendizaje.

 


Elige vasos de plástico fáciles de agarrar.

No dejes que lleve la taza a todos lados.

 


Ofrece una taza de agua con las comidas y durante el día.

No lo acuestes con una taza.


Usa tazas que contengan 120-180 ml (4-6 oz), que es una cantidad adecuada para su edad y tamaño.

No te preocupes si tu niño todavía no muestra todas estas habilidades. Cada uno se desarrolla de manera diferente.

 

 

 

[subhead]

Sé sabia con el agua

Hasta el primer cumpleaños de tu pequeño, la leche materna y el agua eran las únicas bebidas recomendadas. Esto se debe a que la leche materna, junto con una dieta equilibrada, le proporcionó toda la nutrición que necesitaba. Ahora que tiene un año, además de leche materna y agua, también se le puede ofrecer leche entera de vaca y leche de crecimiento.

 


El agua es…


… Hidratante Además de participar en prácticamente todas las funciones corporales, el agua ayuda a asegurar que tu niño se mantenga adecuadamente hidratado.

... sin calorías no contiene calorías, por lo que todas las necesidades energéticas de tu niño pueden provenir de alimentos nutritivos, leche materna y leche de vaca.

... seguro para los dientes debido a que no contiene azúcares. El agua no dañará los dientes de tu niño.

 

Algunos padres y cuidadores ofrecen a los niños pequeños bebidas endulzadas con azúcar u otros refrescos. Estos pueden tener un efecto negativo en la salud y los dientes de tu hijo.

 


Los refrescos pueden ser ...


… Altos en calorías Las bebidas endulzadas con azúcar contienen una gran cantidad de calorías. Beber muchos de estos puede significar que tu niño consuma más calorías de las que necesita a diario. Esto puede provocar un aumento de peso no saludable.

Llenos de azúcar Las bebidas gaseosas, los jugos y las aguas aromatizadas pueden contener una sorprendente cantidad de azúcar agregada. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir la ingesta de “azúcar libre” (que incluye el azúcar en los jugos y batidos de frutas sin azúcar) en las dietas diarias de adultos y niños.

Dañinos para los dientes. Los azúcares agregados a las bebidas pueden causar caries. Las bacterias que se encuentran naturalmente en la saliva de tu hijo reaccionan con los azúcares para producir ácidos que pueden dañar los dientes. Para ayudar a promover la salud de los dientes y las encías, recuerda cepillar los dientes de tu pequeño dos veces al día. Usa el equivalente al tamaño de un grano de arroz de pasta dental con fluoruro hecha específicamente para niños.

 


Guía de modelo a seguir de opciones de consumo saludable. Si tu pequeño ve que disfrutas del agua, es más probable que también beba agua. El jugo no es necesario en la dieta de tu niño. Ofrecer fruta entera es una mejor opción. Si decides ofrecer jugo, sigue estos consejos:


• Elige jugo 100% natural y evita las “bebidas de frutas” y las “bebidas de jugo”, que pueden contener azúcar agregada (y poca fruta real).

• No le des más de 120 ml (4 oz) de jugo en un mismo día a tu hijo.

• Haz que el jugo forme parte de una comida o merienda.

 

 

[subhead]


Kit de elementos esenciales para las comidas familiares


La preparación es clave cuando se trata de comidas agradables para toda la familia. Es tan importante pensar en cómo le ofreces la comida a tu niño, como en qué le ofreces. Proporciona un ambiente cálido y acogedor, sin presionar a tu hijo para que coma. Tener estos artículos listos puede ayudarte a sentir más relajada, dándole la oportunidad de participar e interactuar con tu niño en una comida familiar compartida.

 


• Silla alta
Mantén a tu hijo a salvo atándolo a una silla alta que se acerque a la mesa familiar. Recuerde que tiene poca capacidad de atención, por lo que es posible que no pueda permanecer sentado allí durante mucho tiempo. Es una buena idea esperar hasta que su comida esté lista antes de ponerlo en su silla.

 


• Alfombra o revestimiento de suelo

Tu pequeño todavía está aprendiendo a alimentarse solo, así que no te sorprendas si hay comida que no cumple su objetivo y termina en el suelo. También puedes estar más interesado en jugar con la comida que en comerla. Esto es completamente normal. Si comienza a tirar comida o cubiertos, puede ser una señal de que ha terminado. Recuérdale que no está permitido lanzar. Si continúa, sácalo de su silla y hazle saber que puede seguir jugando, pero no con la comida.

 


• Babero
Anima a tu hijo a que se alimente solo, aunque todavía no haya dominado completamente sus habilidades con los cubiertos. Es posible que pueda poner comida en una cuchara, pero quizás no le llegue a la boca sin derramar. Proteje su ropa con un babero o una cubierta y ofrécele una combinación de bocadillos y alimentos que pueda intentar comer con cuchara.

 


• Paños o toallitas húmedas para bebés
Los niños pequeños descubren nuevos alimentos y texturas con todos sus sentidos. Querer tocar, untar y aplastar los alimentos en lugar de comerlos es completamente natural. Déjalo explorar y ensuciarse durante la comida. Luego, solo habrá que lipiar un poco.

 


• Taza de entrenamiento y / o bombilla

Ofrécele leche o agua en una taza del tamaño adecuado con asas fáciles de sujetar. Puedes probar una taza de entrenamiento con pico (de flujo libre en lugar de válvula), pero apunta a una taza abierta o incluso a una taza con bombilla. Esto ayudará a tu pequeño a aprender a tomar en lugar de chupar.

 


• Cubiertos para niños
Las manos pequeñas necesitan cubiertos pequeños. Los cubiertos con mangos de fácil agarre pueden mejorar su control.

 


• ¡Paciencia!
Tu niño está ocupado aprendiendo una habilidad de por vida y necesita practicar a su propio ritmo. Probablemente tarde más en terminar su comida que el resto de la familia, así que trata de no apresurarlo. Mantén el ambiente agradable y aprovecha para disfrutar de una conversación en familia. De esa manera, está aprendiendo habilidades sociales y de alimentación al mismo tiempo.

 

 

 

[subhead]

¡No olvides cómo le estás ofreciendo comida!

Aunque tu hijo se está volviendo más independiente en la mesa, el estilo de alimentación de sus padres sigue siendo importante para su salud futura. “La crianza indulgente o no involucrada se ha asociado con un mayor peso corporal de los niños”, explica Lisa Fries, PhD, Especialista en Ciencias del Comportamiento en Nestlé Research en Suiza. “Un estilo de alimentación receptiva está relacionado con un peso y una ingesta dietética más saludables en los niños. Para los niños pequeños, esto significa ofrecer una variedad de alimentos en un ambiente cálido y acogedor, y tener horarios de comida estructurados con expectativas consistentes (como que los niños coman en la mesa). Como siempre, es importante responder a las señales de hambre y saciedad de su niño". Por lo tanto, no olvides seguir los principios de la alimentación receptiva.

Consulta los pros y contras de la alimentación receptiva y ¿Cuál es tu estilo de alimentación? para conocer útiles recordatorios de buenas prácticas de alimentación para tu pequeño.

 

Sources

 

Black MM, Aboud FE. Responsive feeding is embedded in a theoretical framework of responsive parenting. J Nutr 2011; 141(3): 490-4.

 

Bonuck K, Ben Avraham S, Hearst M, et al. Is overweight at 12 months associated with differences in eating behaviour or dietary intake among children selected for inappropriate bottle use? Matern Child Nutr 2014; 10(2):234-44.

 

Dattilo AM Programming long-term health: Effect of parent feeding approaches on long-term diet and eating patterns. In: Early nutrition and long-term health, mechanisms, consequences and opportunities. Ed., Saavedra and Dattilo, Elsevier, 2017: 471-95.

 

Gooze RA, Anderson SE, Whitaker RC. Prolonged bottle use and obesity at 5.5 years of age in US children. J Pediatr 2011; 159(3):431-6.

 

Hurley KM, Cross MB, Hughes SO. A systematic review of responsive feeding and child obesity in high-income countries. J Nutr 2011; 141(3):495–501.

 

Shloim N, Edelson LR, Martin N, et al. Parenting styles, feeding styles, feeding practices, and weight status in 4-12 year-old children: A systematic review of the literature. Front Psychol 2015; 6:1849. doi: 10.3389/fpsyg.2015.01849.

 

Sleddens EF, Gerard SM, Thijs C, et al. General parenting, childhood overweight and obesity-inducing behaviors: a review. Int J Pediatr Obes 2011; 6(2-2): e12–27.

 

Vollmer RL, Mobley AR. Parenting styles, feeding styles, and their influence on child obesogenic behaviors and body weight: a review. Appetite 2013; 71:232-41.

 

World Health Organization. Guideline: Sugars intake for adults and children. Geneva: World Health Organization; 2015.

 

https://www.aap.org/en-us/about-the-aap/aap-press-room/aap-press-room-media-center/Pages/Weaning-from-the-Bottle.aspx (Accessed August 8 2018)

 

https://www.aap.org/en-us/about-the-aap/aap-press-room/Pages/American-Academy-of-Pediatrics-Recommends-No-Fruit-Juice-For-Children-Under-1-Year.aspx

(Accessed August 8 2018)

 

Last revised: July, 2018

¿Encuentra útil este artículo?
  • Nada útil
  • Podría ser útil
  • Útil
  • Muy útil
  • ¡Me encantó!

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Buscar

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti