Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir eLearn Article
X
Últimas Noticias

Estilos de alimentación, ¿cuál es el tuyo?

La forma en que le ofrezcas la comida a tu bebé es tan importante como lo que se lleva a la boca. Imagínate en los siguientes escenarios y elige la respuesta que mejor se adapte a la tuya en un día normal. Toma nota de tus respuestas y luego consulta los resultados para revelar tu enfoque de alimentación; ¡los resultados pueden sorprenderte!

 

 

Escena 1: Te sientas a almorzar con tu bebé. Está comiendo una porción más pequeña de tu comida, cortada en trozos pequeños. Come rápido y luego indica que quiere más. Tú…


a) Vuelves a llenar su tazón hasta el tope e insistes en que se termine cada cucharada antes de poder ir a jugar.

b) Le dices que no hay más comida y que tendrá que esperar hasta la hora de cenar.

c) Le das otra ración junto con unas galletas o pasteles.

d) Ofreces más comida en su plato y observas qué pasa. Si se lo come y todavía quiere más, que coma. Si pierde interés, respetas que ha terminado.

 


Escena 2: Sentado a la mesa, tu bebé come dos bocados de comida y luego empuja su plato, lo que indica que ha tenido suficiente. Le preguntas si le gustaría más comida, pero niega con la cabeza. Tú…


a) Lo alimentas utilizando todas las técnicas que se le ocurran. Incluso si lleva mucho tiempo, vale la pena asegurarse de que coma.

b) Quitas su plato pero le dices que no hay postre ni comida hasta el desayuno.

c) Retiras su plato y lo reemplazas con un plato de alimentos azucarados que sabes que le encantará. ¡Al menos eso significa que comerá algo!

d) Retiras su plato y dejas que se baje de la mesa si ha terminado.

 


Escena 3: Es la hora del desayuno el fin de semana y están todos sentados juntos con una selección de alimentos saludables en la mesa. Tu bebé elige su favorito (avena con plátano) pero en lugar de comerlo, decide que es más divertido untarlo en su cara o tirarlo al piso. A pesar de su firme y repetido "no", sigue jugando, pensando que se ha convertido en un juego. Tú …


a) Retiras el plato de su alcance y le das de comer con cuchara tú misma. Puede que se convierta en una batalla de voluntades, pero no lo dejarás que se vaya de la mesa hasta que haya comido tanto como crees que debería.

b) Retiras el tazón de avena, pero cuando alcance otra cosa para comer, le dices que no puede comer hasta que su tazón de cereal esté vacío.

c) Retiras el tazón de avena, vas a la cocina y preparas su desayuno favorito con alto contenido de sal y grasa.

d) Tirar comida indica que la comida ha terminado. Retiras el cuenco y dejas que se baje de la mesa.

 

Escena 4: Es el primer cumpleaños de tu bebé y has hecho una torta de cumpleaños para la familia. Tu bebé se acerca para meter los dedos en la torta. Tú…


a) Retiras el pastel de su vista y le recuerdas sobre sus verduras.

b) Quitas el pastel de su vista: no se le permiten galletas ni dulces y lo sabe. Las reglas son diferentes para los adultos.

c) Lo dejas comer un trozo de pastel y si pide otro, también podrá disfrutarlo. Es solo un poco de azúcar, ¿qué daño puede hacer?

d) Le permites explorar y probar un pequeño trozo de torta con la familia. Ofrécele palitos de frutas o verduras si no ha saciado su hambre.

 


Escena 5: para la cena, estás dándole dos alimentos saludables que ya sabes que le gustan y dos cosas que nunca ha probado antes. Como es de esperar, solo come los dos alimentos familiares. Tú…


a) No dejas que se baje de la mesa hasta que haya comido al menos dos porciones de los nuevos alimentos.

 b) Retiras los alimentos familiares y la próxima vez le ofreces únicamente los alimentos nuevos.

c) Tomas nota de no volver a ofrecer los alimentos rechazados y ceñirse por los que sabes que comerá.

d) Dejas que termine su comida, pero los ofreces nuevamente la próxima semana.

 

 

 

 

 

Conoce tu estilo de alimentación a continuación

 


Mayoritariamente a)

Tu estilo de alimentación es ... PRESIONADOR


Cuando tu bebé muestra signos de que ha tenido suficiente, eliges ignorarlo o pensar que conoces su nivel de hambre y saciedad más que él. Para ti, es fundamental que tu bebé coma la cantidad de comida que tú creas que es mejor. Un plato o tazón completamente limpio es señal de una hora de comida extraordinariamente satisfactoria.


Los peligros de ser un presionador: presionar a tu bebé para que coma más comida de la que quiere puede tener un efecto negativo en su crecimiento y desarrollo y puede llevar a un aumento de peso no saludable. Obligarlo a terminar su comida o a comer “una cucharada más” puede resultar en un estímulo excesivo para comer. Este estilo también puede hacer que tu bebé tenga poco interés y más irritabilidad por la comida, además de una actitud poco saludable hacia la comida cuando sea mayor. Si tu bebé no come mucho en una comida o en el transcurso de un día, trata de no preocuparte. Respeta sus señales de hambre y saciedad, ya que probablemente lo compensará en la próxima comida o mañana.

 


Consulta Los pros y los contras de la alimentación receptiva como un recordatorio útil de las buenas prácticas de alimentación para ti y tu pequeño.

 


Mayoritariamente b)

Tu estilo de alimentación es ... MUY ESTRICTO


Tiendes a retener la comida ofreciéndole una porción muy pequeña y no permitiendo que tu bebé coma más, incluso cuando muestra signos de que todavía tiene hambre.

 

Los peligros de ser muy estricto: este estilo restrictivo de alimentación puede conducir a un crecimiento poco saludable. Paralelamente, estás conduciendo a una "rebelión" en la que tu hijo se exceda con la comida, incluidas las bebidas con alto contenido calórico. Los bebés cuyos padres controlan demasiado la comida puede que no aprendan a reconocer sus propias señales de hambre y saciedad, por no poder autorregular su ingesta de alimentos. Es más probable que respetar las señales de hambre de tu bebé lo lleve a hábitos alimenticios más saludables cuando sea mayor. Fíjate si tu bebé tiene algún gesto particular para decirte que tiene hambre y anímalo a que te exprese sus sentimientos.

 


Consulta Los pros y los contras de la alimentación receptiva como un recordatorio útil de las buenas prácticas de alimentación para ti y tu pequeño.

 


Mayoritariamente c)


Tu estilo de alimentación es ... INDULGENTE


Lo que tu bebé quiere, lo consigue. No importa si la comida tiene un alto contenido de azúcar, sal, grasa o "calorías vacías" que llenan el estómago; sus deseos siempre los concedes tú. Sueles ofrecerle sus favoritos porque sabes que se los comerá sin problemas.

 


Los peligros de ser indulgente: este estilo de alimentación puede mantenerlo sonriendo por ahora, pero no es lo mejor para la salud a largo plazo de tu bebé. Se ha demostrado que los bebés cuyos padres son demasiado indulgentes tienen un aumento de peso poco saludable, “irritabilidad por la comida” u otros patrones de alimentación poco saludables cuando son pequeños. También puede significar que está perdiendo nutrientes esenciales para crecer y desarrollarse. Evita ofrecer solo sus favoritos en cada comida o mini comida.


Consulta Los pros y los contras de la alimentación receptiva como un recordatorio útil de las buenas prácticas de alimentación para ti y tu pequeño.

 


Mayoritariamente d)


Tu estilo de alimentación es ...SENSIBLE

¡Felicitaciones! Reaccionas adecuadamente a los signos de hambre y saciedad de tu bebé. Tu equilibrio no emocional de orientación suave y estímulo ayudará a tu bebé a desarrollar hábitos alimenticios saludables que pueden durar muchos años.


Los beneficios de ser sensible: Ofrecer una variedad de alimentos saludables en las comidas, incluidos algunos que sabes que le gustan a tu pequeño, y dejar que decida cuál comer (sin presión), fomenta una actitud positiva hacia la comida. Respetar las señales de hambre y saciedad de tu bebé puede conducir a hábitos y crecimiento más saludables en la niñez y para el futuro.

¿Encuentra útil este artículo?
  • Nada útil
  • Podría ser útil
  • Útil
  • Muy útil
  • ¡Me encantó!

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Buscar

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti