Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir eLearn Article
X

Guía para comenzar a darle a tu bebé alimentos sólidos

Comenzar a darle a tu bebé sus primeras papillas es un nuevo y emocionante paso en su desarrollo alimenticio, pero a menudo viene acompañado de muchas interrogantes. Acá te ayudamos a resolver tus dudas en torno a este tema. 

Nutrición en grande para sus pequeñas guatitas

A los 6 meses de edad comienza la introducción de la alimentación complementaria, la que debe ser paulatina. Está orientada a complementar todos los nutrientes que el bebé necesita a esta edad y lograr así el desarrollo normal de la conducta alimentaria. Es tiempo de complementar la leche materna, con papilla de verduras y de frutas. Ya que su estómago aún es pequeño, todos los nuevos alimentos tienen que ser elegidos cuidadosamente ya que deben aportar un alto valor nutricional y ser livianos a la vez.

Con qué alimentos comenzar

  • La primera preparación que debe comer el bebé, es una papilla o puré suave de verduras combinado con carne y cereales, sin sal, y a la que se le debe agregar una cucharadita de aceite vegetal crudo antes de servir. Esta papilla debe tener acelga o espinaca, zapallo, zapallito italiano, papa, zanahoria más cereal de arroz o fideos. La que además debe incluir una fuente de proteínas (carne magra de vacuno, pollo, pavo). Una vez que esté más acostumbrado a la papilla, se le pueden incluir otros vegetales como betarraga y porotitos verdes.
  • En esta primera etapa de introducción a la alimentación complementaria, se recomienda el consumo de pera, manzana, plátano, naranja, durazno y damasco. Luego de los 7 meses, puede empezar a comer pepino dulce.
  • El primer cereal que puede comer un bebé es el de arroz, el que se debe combinar con la papilla de frutas o verduras, o con la leche. Luego de los 7 meses, se pueden incluir en el menú diario otros cereales infantiles elaborados con trigo, avena, cebada y maíz. 

Qué alimentos incluir en una segunda etapa

  • A los 8 meses se debe comenzar con la comida de la tarde, la que debe reemplazar a la leche de esa hora.
  • A los 8 meses, se puede comenzar con las legumbres, las que deben ser pasadas por cedazo.
  • A los 9 meses se puede incluir el pescado como fuente de proteínas, siempre y cuando no existan antecedentes de alergia.
  • A partir del año se puede incluir el huevo y el yogur en el menú de los bebés.
  • La textura de la papilla debe ir cambiando en la medida que el desarrollo de los dientes lo permita. Alrededor de los 10 meses, se pueden dejar algunos pequeños trozos en la papilla para que el bebé aprenda a manejar las diferentes texturas en su boca.

 Recomendaciones

  • Es normal que el bebé rechace los nuevos alimentos, por lo tanto se recomienda intentar varias veces con bastante calma. Puede ser necesario efectuar 10 tentativas antes de que acepte un nuevo alimento, sabor o textura.
  • Cuando se le va a dar un alimento nuevo, es importante incorporar un solo alimento nuevo a la vez, para evaluar la tolerancia y la aceptación del sabor.
  • Es recomendable que los bebés coman siempre en el mismo lugar y a la misma hora para que tengan una rutina, esto es importante para formar hábitos alimenticios.

¿Encuentra útil este artículo?
  • Nada útil
  • Podría ser útil
  • Útil
  • Muy útil
  • ¡Me encantó!

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Buscar

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti