Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir eLearn Article
X
Últimas Noticias

La hora de comer en familia importa

¿Sabías que ser un buen modelo a seguir es la forma más eficaz de hacer que tu niño pruebe nuevos alimentos?

 


Sentarse en familia a compartir la comida es uno de los placeres simples de la vida. Es una oportunidad para que tu niño aprenda cómo las comidas pueden ser maravillosas experiencias, llenas de conversación y risas. Y los beneficios no terminan ahí. Las comidas familiares son una parte crucial para enseñarle a tu niño el gusto por las variedad de alimentos nutritivos. Con el resto de la familia como modelo a seguir, se animará a probar y disfrutar las mismas comidas saludables y equilibradas que tú estás comiendo. Si bien tener un niño en la mesa a veces puede ser desafiante, disfrutar de las comidas juntos ayuda a las familias a conectarse y también a enseñar hábitos alimenticios saludables que podrían durar toda la vida.


Siéntate en la mesa

A medida que tu hijo se vuelve más independiente en su alimentación, se hace necesario continuar con el hábito de comer juntos en familia tan a menudo como sea posible. Trata de que las horas de las comidas sean consistentes e involucra a tu hijo tanto como sea posible, quizás pidiéndole que ayude a “poner” la mesa. Esto puede traducirse como simplemente colocar su propia taza y cubiertos sobre la mesa. Participar regularmente en la preparación de comidas ayudará a st niño a acostumbrarse a la rutina.

 

Tu pequeño puede sentarse a la mesa contigo por un tiempo limitado. Asegúrate de que está sentado en una posición cómoda y puede ver al resto de la familia. Evite las pantallas y otras distracciones.


Para modelar la alimentación saludable de tu hijo ofrécele alimentos nutritivos en texturas apropiadas para su edad. Muéstrale cuánto disfrutas de los mismos alimentos que él está comiendo y muéstrate entusiasmada por probar nuevos sabores.

 


Palabras de aliento suaves


Si tu hijo se resiste a probar nuevos alimentos, sigue ofreciéndolos pero sin presionarlo. Un estudio reciente analizó la forma en que los padres instan o animan a sus niños a probar un nuevo alimento. Los resultados sugieren que las palabras de aliento, cuando se usan con moderación, pueden ayudar a la hora de presentar nuevos alimentos a los niños. “En promedio, se necesitan alrededor de 2.5 estímulos antes de que un niño pruebe un nuevo alimento, por lo que definitivamente vale la pena algunos intentos”, dice Lisa Fries, PhD, Especialista en Ciencias del Comportamiento en Nestlé Research en Suiza. “La investigación también ha demostrado que los niños que comieron más verduras tenían padres que usaban palabras de aliento en lugar de recompensas o presión indebida. Las palabras de aliento incluyeron por qué el niño debería probar la comida, sus beneficios para la salud o comparaciones con alimentos que ya conoce.

 


Efecto sobre el peso

Estudios han demostrado que los niños que participan en las comidas familiares tienen menos probabilidades de tener sobrepeso. Puede requerir planificación, paciencia y perseverancia, pero las recompensas de su sano crecimiento valen la pena. Practicar la alimentación receptiva (crear un ambiente cálido y positivo para las comidas familiares, prestar atención a las señales de hambre y saciedad de tu hijo y predicar con el ejemplo cuando se trata de opciones de alimentos variados y nutritivos) también lo ayudará en el camino hacia una alimentación saludable e independiente.

 

Sources

 

Black RE, Makrides M, Ong KK (eds): Complementary Feeding: Building the Foundations for a Healthy Life. 2017 Nestlé Nutr Inst Workshop Ser, vol 87, pp 153–165, (DOI: 10.1159/000448965)

 

Dattilo AM Programming long-term health: Effect of parent feeding approaches on long-term diet and eating patterns. In: Early nutrition and long-term health, mechanisms, consequences and opportunities. Ed., Saavedra and Dattilo, Elsevier, 2017: 471-95.

 

Edelson L, Mokdad C, Martin N. Prompts to eat novel and familiar fruits and vegetables in families with 1-3 year-old children: Relationships with food acceptance and intake. Appetite 2016; 99:138-48.

 

Perez-Escamilla R, Segura-Perez S, Lott M, on behalf of the RWJF HER Expert Panel on Best Practices for Promoting Healthy Nutrition, Feeding Patterns, and Weight Status for Infants and Toddlers from Birth to 24 Months. Feeding Guidelines for Infants and Young Toddlers: A Responsive Parenting Approach. Durham, NC: Healthy Eating Research, 2017. Available at: http://healthyeatingresearch.org

 

Shloim N, Edelson LR, Martin N, et al. Parenting styles, feeding styles, feeding practices, and weight status in 4-12 year-old children: A systematic review of the literature. Front Psychol 2015; 6:1849. doi: 10.3389/fpsyg.2015.01849

 

Sources

 

Black MM, Aboud FE. Responsive feeding is embedded in a theoretical framework of responsive parenting. J Nutr 2011; 141(3): 490-4.

 

Bonuck K, Ben Avraham S, Hearst M, et al. Is overweight at 12 months associated with differences in eating behaviour or dietary intake among children selected for inappropriate bottle use? Matern Child Nutr 2014; 10(2):234-44.

 

Dattilo AM Programming long-term health: Effect of parent feeding approaches on long-term diet and eating patterns. In: Early nutrition and long-term health, mechanisms, consequences and opportunities. Ed., Saavedra and Dattilo, Elsevier, 2017: 471-95.

 

Gooze RA, Anderson SE, Whitaker RC. Prolonged bottle use and obesity at 5.5 years of age in US children. J Pediatr 2011; 159(3):431-6.

Hurley KM, Cross MB, Hughes SO. A systematic review of responsive feeding and child obesity in high-income countries. J Nutr 2011; 141(3):495–501.

 

Shloim N, Edelson LR, Martin N, et al. Parenting styles, feeding styles, feeding practices, and weight status in 4-12 year-old children: A systematic review of the literature. Front Psychol 2015; 6:1849. doi: 10.3389/fpsyg.2015.01849.

 

Sleddens EF, Gerard SM, Thijs C, et al. General parenting, childhood overweight and obesity-inducing behaviors: a review. Int J Pediatr Obes 2011; 6(2-2): e12–27.

 

Vollmer RL, Mobley AR. Parenting styles, feeding styles, and their influence on child obesogenic behaviors and body weight: a review. Appetite 2013; 71:232-41.

 

World Health Organization. Guideline: Sugars intake for adults and children. Geneva: World Health Organization; 2015.

 

https://www.aap.org/en-us/about-the-aap/aap-press-room/aap-press-room-media-center/Pages/Weaning-from-the-Bottle.aspx (Accessed August 8 2018)

 

https://www.aap.org/en-us/about-the-aap/aap-press-room/Pages/American-Academy-of-Pediatrics-Recommends-No-Fruit-Juice-For-Children-Under-1-Year.aspx

(Accessed August 8 2018)

 

Last revised: July, 2018

¿Encuentra útil este artículo?
  • Nada útil
  • Podría ser útil
  • Útil
  • Muy útil
  • ¡Me encantó!

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Buscar

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti