Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir eLearn Article
X
Últimas Noticias

Lo que se debe y no se debe hacer con la alimentación receptiva

Las formas en que alimentas a tu bebé son tan importantes como la comida misma. Descubre a qué debes prestar atención y qué hacer cuando tu bebé comience a comer alimentos complementarios. Verifica cuántos de los siguientes enfoques de alimentación receptiva utilizas cada día con tu bebé.

 


Alimenta a tu bebé cuando tenga hambre.

Busca señales de que está interesado en la comida, como abrir la boca e inclinarse hacia la cuchara que le estás ofreciendo.

 


No ... continúes cuando esté lleno

Deja la cuchara en la mesa cuando te indique que está lleno; esto ayuda a fomentar buenos hábitos alimenticios. Podría decirte que está lleno cerrando la boca, volteando la cabeza o si se distrae fácilmente con otras cosas.

 

 

Fíjate si solo está jugando

Los bebés exploran cosas con la boca. Si solo se lleva la cuchara a la boca por curiosidad, como hace con los juguetes, es probable que la hora de comer haya terminado. Déjalo jugar con la cuchara pero guarda la comida.

 

 

No ... lo obligues a terminar el plato

La mayoría de los bebés pueden regular su propia alimentación, así que no lo obligues a terminar su comida si ha perdido el interés.

 

 

Llena cada cucharada con bondad

Las barrigas de los bebés son pequeñas en comparación con las nuestras, así que aproveche cada bocado ofreciéndoles alimentos llenos de nutrientes. De los seis a los ocho meses de edad, solo un tercio (alrededor de 200 calorías) de la nutrición de tu bebé proviene de alimentos complementarios, y la leche materna proporciona el resto. Cada cucharada debe ser un paso hacia la enseñanza de hábitos alimentarios saludables, con comidas o sancks de puré de frutas, verduras, carnes y cereales. La necesidad de hierro de tu bebé es especialmente importante ahora. Una publicación reciente mostró que el cereal para bebés era parte de la dieta del 75% de los bebés de seis a nueve meses estudiados en los Estados Unidos, lo que significa que los cereales fortificados eran la mayor fuente de hierro en su dieta.

 

 

No ... agregues azúcar o sal

Los profesionales de la salud recomiendan que los azúcares agregados (azúcares agregados durante la fabricación o por ti) y los azúcares que se encuentran naturalmente en los jarabes, jugos de frutas y concentrados de jugos de frutas, no deben representar más del 10% de las calorías de tu bebé provenientes alimentos. Revisa la etiqueta cuando estés comprando. Selecciona opciones saludables que contengan nutrientes importantes. No hay lugar para alimentos dulces o bebidas endulzadas con azúcar.

 

 

Sí ... ofrece alimentos saludables en horarios regulares

Ofrécele alimentos saludables a la hora habitual de las comidas y los snacks, y deja que tu bebé decida cuánto va a comer, si es que quiere. Mientras le des algunas opciones equilibradas, no hay nada de qué preocuparse. Con el tiempo, se adaptará a un patrón de comidas y snacks diarios regulares.

 

 

No ... te preocupes si solo come una cucharada o dos

Cuando tu bebé comience a comer alimentos complementarios, es posible que solo quiera una pequeña cantidad a la vez. Todavía recibe la mayoría de sus calorías de la leche materna, y necesita tiempo para aprender a comer de la cuchara. No lo presiones para que coma más. Es perfectamente normal que el apetito de tu bebé cambie de un día para otro. Relájate y déjate llevar. “Presionar a un niño para que coma se ha asociado con una menor ingesta de alimentos saludables y una inquietud general por la comida”, explica Lisa Fries, PhD, científica conductual del Centro de Investigación Nestlé en Suiza. “Esta presión puede hacer que la hora de comer sea estresante para su hijo y puede crear asociaciones negativas con la comida que está ofreciendo. Si mantiene la hora de comer relajada, aumenta las posibilidades de que vuelva a probar la comida la próxima vez ".

 

 

Sí ... persiste suavemente con nuevos alimentos

Continúa introduciendo una variedad de frutas, verduras, legumbres, carnes y granos, incluso si no obtienes una reacción positiva en todo momento. Los bebés nacen con preferencia por los sabores dulces, pero eso no significa que los alimentos dulces sean los únicos que disfrutará.

 

 

No ... para después de uno o dos intentos

Tu bebé puede necesitar variadas repeticiones (hasta ocho intentos, ofrecidos en diferentes comidas y en diferentes días) de un nuevo alimento a medida que aprende a aceptar y gustar del sabor, así que no te rindas. Cuanto más a menudo ofrezcas un nuevo alimento, es más probable que tu pequeño finalmente lo disfrute.

 

 

Hacer ... mezclar nuevos alimentos con otros favoritos

Intenta darle un alimento que sepas que le gusta a tu bebé junto con un alimento nuevo. Para empezar, puedes probar ambos sabores en la misma cuchara como una forma de presentar la nueva comida. Luego, si es bien recibido, dale la nueva comida sola.

 

 

No ... ofrezcas demasiadas opciones en una comida

La variedad es importante, pero demasiadas opciones en una comida pueden abrumar a tu nuevo comensal. Dale la oportunidad de probar y aceptar nuevos sabores gradualmente.

 

 


Sí ... dale de comer tanto como quiera

Tu bebé se comunicará con el lenguaje corporal, las expresiones faciales y la boca bien abierta cuando todavía tenga hambre. Permítele decidir cuánto quiere comer.

 

 

 

No ... solo dale sus favoritos

Puede ser tentador, pero no olvides que tu trabajo es ofrecerle a tu bebé una selección de alimentos saludables. El trabajo de tu bebé es decidir cuánto comer. Si tiene hambre, comerá otros alimentos después de que se le acaben sus favoritos.

 


Observa las expresiones de tu bebé


La expresión facial de tu bebé puede decirte mucho sobre lo que está pensando, pero no te confundas. Un alimento nuevo puede provocar una respuesta sorpresa en tu bebé, solo porque es algo que no ha probado antes. Esto no significa que no le guste la comida. Recuerda, incluso los alimentos que crees que tu bebé no prefiere pueden convertirse en sus favoritos con múltiples sabores durante varios días o semanas. Como siempre, presta atención cuando tu bebé te muestre cuándo tiene hambre y cuándo ha tenido suficiente, y sigue ese ejemplo.

 


No ... reveles tus propios disgustos

Si le estás ofreciendo a tu bebé un alimento que no te gusta, trata de no decírselo arrugando la cara o conteniendo la respiración mientras le das un mordisco. Así como puedes leer su rostro, él también puede leer el tuyo.

 

Sources

Black MM, Aboud FE. Responsive feeding is imbedded in a theoretical framework of responsive parenting. J Nutr 2011; 141(3):490-4.

 

Dattilo AM Programming long-term health: Effect of parent feeding approaches on long-term diet and eating patterns. In: Early nutrition and long-term health, mechanisms, consequences and opportunities. Ed., Saavedra and Dattilo, Elsevier, 2017: 471-95.

 

Finn K, Callen C, Bhatia J et al. Importance of dietary sources of iron in infants and toddlers: Lessons from the FITS study. Nutrients 2017; 9(7):doi: 10.3390/nu9070733.

 

Finnane JM, Jansen E, Mallan KM et al. Mealtime structure and responsive feeding practices are associated with less food fussiness and more food enjoyment in children. J Nutr Educ Behav 2017; 49(1):11-18.

 

Nicklaus S. Complementary feeding strategies to facilitate acceptance of fruits and vegetables: A narrative review of the literature. Int J Environ Res Public Health 2016; 13(11): 1160; doi:10.3390/ijerph13111160.

 

Sleddens EF, Gerards SM. Thijs C et al. General parenting, childhood overweight and obesity-inducing behaviors: a review. Int J Pediatr Obes 2011; 6(2-2):e12-e27.

 

World Health Organization. Infant and young child feeding: Model chapter for textbooks for medical students and allied health professionals. Geneva, World Health Organization, 2009.

 

World Health Organization. Sugar intake for adults and children. Geneva, World Health Organization, 2015.

 

Last revised: December, 2017

¿Encuentra útil este artículo?
  • Nada útil
  • Podría ser útil
  • Útil
  • Muy útil
  • ¡Me encantó!

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Buscar

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti