Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir eLearn Article
X
Últimas Noticias

Proteína: Cantidades correctas

La falta de proteína en los primeros 1.000 días de tu bebé puede tener un efecto negativo en su salud, pero también lo serían en exceso. Afortunadamente, la leche materna tiene la cantidad adecuada de proteínas para tu bebé.

 


Lo mejor que puedes hacer para asegurarte de que tu bebé recibe la cantidad adecuada de proteínas es amamantar. Es la fuente ideal de proteínas y nutrición general para los bebés porque se adapta para satisfacer sus necesidades cambiantes. Esto significa que no debes preocuparte de que tu leche materna tenga demasiada (o muy poca) proteína.

 

 


Prevenir problemas de salud ahora y en el futuro


“Los bebés amamantados tienen menos probabilidades de desarrollar infecciones infantiles comunes, como diarrea, resfriados graves o infecciones de oído y garganta. Y cada vez hay más evidencia que sugiere que la lactancia materna está relacionada con el crecimiento saludable de un bebé, incluido el desarrollo de su cerebro y, posteriormente, el habla, la inteligencia y el rendimiento académico ”, explica la Dra. Evelyn Spivey-Krobath, PhD, Científica en Nutrición de Nestlé. Nutrición. La proteína de la leche materna juega un papel importante en la salud de tu bebé al proporcionar factores inmunes, así como aminoácidos para el desarrollo del cerebro.

 

 

Raciones perfectas


“La lactancia materna se asocia con una tasa de aumento de peso saludable y deseable durante la infancia y puede ayudar a tu bebé a mantenerse en una curva de crecimiento adecuada. Esto se debe en parte al nivel personalizado de proteína que contiene la leche materna. La lactancia también proporciona un efecto protector moderado pero constante contra la obesidad posterior ”, explica la Dra. Spivey-Krobath. "Una combinación de estudios reveló que los niños que fueron amamantados tenían un 20% menos de riesgo de tener sobrepeso (y un 25% menos de riesgo de ser obesos) en la matrícula escolar en comparación con los que nunca fueron amamantados".

 

El período de tiempo durante el que amamantas también influye. “Cuanto más tiempo se amamanta a un niño, menor es su riesgo de tener sobrepeso u obesidad entre los cinco y los seis años”, añade la Dra. Spivey-Krobath. Los expertos en salud pública han identificado que abordar la obesidad infantil y los problemas de peso es una forma crucial de reducir los problemas de salud en la infancia y la edad adulta. "Amamantar al bebé es la mejor manera de asegurarse de que crezca de manera saludable".

 

 

Tu plan de acción

 

[ü] Hacer… amamanta a tu bebé exclusivamente durante los primeros seis meses. La leche materna contiene la cantidad y calidad adecuadas de proteínas para satisfacer las necesidades cambiantes de tu bebé a medida que crece.

[x] NO… dale leche de vaca a tu pequeño durante el primer año. Contiene más proteínas que la leche materna y no es adecuada para su sistema digestivo inmaduro.

 

Fuentes:

 

Agostoni C, Braegger C, Decsi T et al. Breast-feeding: A commentary by the ESPGHAN Committee on Nutrition. J Pediatr Gastroenterol Nutr 2009; 49(1):112–25. 

 

Arenz S, Ruckerl R, Koletzko B et al. Breast-feeding and childhood obesity—a systematic review. Int J Obes Relat Metab Disord 2004; 28(10):1247-56. 

 

Belfort MB, Rifas-Shiman SL, Kleinman KP et al. Infant feeding and childhood cognition at ages 3 and 7 years: effects of breastfeeding duration and exclusivity. JAMA Pediatr 2013; 167(9):836-44. 

 

Cai S, Pang WW, Low YL et al. Infant feeding effects on early neurocognitive development in Asian children. Am J Clin Nutr 2015; 101(2):326–36. 

 

Dewey KG. Growth characteristics of breast-fed compared to formula-fed infants. Biol Neonate 1998; 74(2):94-105. 

 

Fonseca AL, Albernaz EP, Kaufman CC et al. Impact of breastfeeding on the intelligence quotient of eight-year-old children. J Pediatr (Rio J) 2013; 89(4):346-53. 

 

Harder T, Bergmann R, Kallischnigg G et al. Duration of breastfeeding and risk of overweight: a meta-analysis. Am J Epidemiol. 2005; 162(5):397-403. 

 

Koletzko B, von Kries R, Closa R et al. Lower protein in infant formula is associated with lower weight up to age 2 y: a randomized clinical trial. Am J Clin Nutr 2009; 89(6):1836–45. 

 

Leventakou V, Roumeliotaki T, Koutra K et al. Breastfeeding duration and cognitive, language and motor development at 18 months of age: Rhea mother-child cohort in Crete, Greece. J Epidemiol Community Health 2015; 69(3):232–9. 

 

Victora CG, Barros FC, Horta BL et al. Breastfeeding and school achievement in Brazilian adolescents. Acta Paediatr 2005; 94(11):1656-60. 

 

Victora CG, Bahl R, Barrios AJ et al. Lancet Breastfeeding Series Group. Breastfeeding in the 21st century: epidemiology, mechanisms, and lifelong effect. Lancet 2016; 387(10017):475-90.  

 

Last revised: May, 2017

¿Encuentra útil este artículo?
  • Nada útil
  • Podría ser útil
  • Útil
  • Muy útil
  • ¡Me encantó!

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Buscar

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti