Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Compartir eLearn Article
X
Últimas Noticias

Una nueva forma de ver la alimentación

Darle puré con cuchara a tu bebé, ya es cosa del pasado. Es hora de ampliar la mesa de tu mini comensal. Deja que tu bebé lleve el liderazgo en sus aventuras por la comida.


Ahora que tu pequeño es oficialmente un niño pequeño, la hora de comer es una experiencia completamente nueva y emocionante, para él y para ti. No solo está tomando el control de su cuchara, sino que también podría estar diciendo lo que quiere comer. Y aunque puede haber un poco de desorden al principio, todo es parte de la diversión. Puede esperar disfrutar juntos de las comidas familiares: un momento para conectarse y disfrutar. A medida que domine sus habilidades para alimentarse por sí mismo, es más importante que nunca ofrecerle más variedad de alimentos nutritivos y dejar que él decida si quiere comer y cuánto quiere comer.

 


El dilema de la torta de cumpleaños


En su primer cumpleaños, ¿luchate con la decisión de dejar que tu bebé comiera torta por primera vez? Los alimentos para ocasiones especiales, como la torta de cumpleaños, solo aparecen en la mesa para las celebraciones. Siempre que respete sus señales, permitiendo probar, sin ninguna presión, puedes sentirte bien por estar siguiendo los principios de la alimentación receptiva. La clave es enfatizar el vínculo entre alimentos específicos y eventos familiares.


Investigaciones en niños mayores muestran que cuanto más dicen los padres que nunca se permite un alimento, es más probable que los niños se excedan en él cuando se les dé la oportunidad. Es más, restringir la comida dificulta que tu niño reconozca sus propios signos de hambre y saciedad, y puede llevarlo a tener sobrepeso cuando sea mayor.


Da un buen ejemplo y gradualmente comenzará a comer los mismos alimentos saludables que tú comes, y si crees que se pueden hacer mejoras en tu propia dieta, ahora es el momento de prepararlas. Recuerda que tu niño buscará ejemplos en ti. Si terminas cada comida con un dulce o postre, probablemente él también querrá lo mismo. Sigue nuestro checklist y déjalo que explore con sus papilas gustativas.

 

 

1. Corta los alimentos blandos para que sean fáciles de comer

 A estas alturas, tu niño habrá practicado comer diferentes texturas e incluso puede tener varios dientes. Recuerda, todavía está aprendiendo a masticar y tragar. Asegúrate de cortar su comida en trozos pequeños del tamaño de un bocado. Estos no deben medir más de 1,5 cm (1/2 pulgada) para que pueda recogerlos y masticarlos fácilmente.


2. Sigue ofreciendo variedades de alimentos saludables

A veces, los niños pequeños necesitan probar un nuevo alimento hasta ocho veces antes de decidir que les gusta, ¡así que no te rindas! Un estudio reciente mostró que los niños que habían probado más frutas y verduras a los 14 meses disfrutaban de una gama más amplia de estos alimentos entre los tres y cuatro años. Continúa ofreciéndole variedades de alimentos saludables y déjalo explorar con todos sus sentidos los nuevos colores, texturas y sabores cuando esté listo. Él decidirá qué y cuánto quiere comer.


3. Mantén fuera la sal y el azúcar

No te preocupes si crees que la comida de tu niño tiene un sabor sencillo; no necesita la sal o azúcar agregadas a los que tú ya estás acostumbrada, y presentárselos a una edad temprana significa que puede desarrollar un gusto por ellos a medida que crezca. Siempre puedes agregar un poco de sabor con hierbas o especias. Primero reserve una porción de la comida familiar para su pequeño, antes de agregar más sal o azúcar al resto de la comida familiar. Puedes ocupar esta instancia para que todos en la familia reduzcan su consumo.


4. Ten cuidado de que no se llene la boca con más de lo que podría masticar

Ahora que se está alimentando solo, vigila de cerca a tu niño para asegurarte de que no se lleve demasiada comida a la boca al mismo tiempo. Ofrécele unos pocos bocados o trozos en cubitos a la vez, que se pueden romper fácilmente en la boca. Verifica que los haya terminado antes de ofrecer más.


5. Asegúrate de que esté sentado, supervisado y seguro

Sentarse a la mesa durante las comidas no solo permite que tu niño disfrute de este tiempo en familia, sino que también puede significar que tendrá una dieta más saludable y mejores hábitos alimenticios cuando sea mayor. Sujétalo en su silla y acércalo a la mesa. Nunca lo dejes desatendido. Sirve todas las comidas, incluidos los bebestibles en la mesa.

6-.Evita los riesgos de asfixia

A medida que tenga más confianza en su alimentación independiente, ten aún más en cuenta los riesgos de asfixia. Evita ofrecer trozos grandes de cualquier tipo de comida y ten cuidado con las cosas redondas, duras, pegajosas, pequeñas o masticables. Las nueces enteras, las semillas y las palomitas de maíz están fuera del menú. Las zanahorias y las judías verdes deben cocinarse y cortarse en cubitos, las uvas y los tomates cherry en cuartos y las salchichas cortadas a lo largo y en rodajas antes de servir a su niño pequeño.


7. No le des recompensas

Evita ofrecerle sus comidas favoritas en un intento de que coma algo o como recompensa por probar algo que no le gusta. Es posible que esto solo refuerce su falta de interés en los alimentos nuevos y hace que sea menos probable que desarrolle un gusto por ellos.

8. Ofrece agua en una taza

En el pequeño estómago de tu niño no hay espacio para las calorías vacías de las bebidas azucaradas. Ofrece agua o leche (leche materna, leche entera de vaca o leche de crecimiento) en una taza en cada comida y snack.


Mantente al tanto


Con la gran cantidad y variedad de nuevos alimentos, a veces puede ser difícil acordarse al de lo que tu niño ha comido en el transcurso de una semana. Imprime nuestro práctico Food Tracker, pégalo en tu refrigerador y llénalo todos los días para ver si tu pequeño está comiendo alimentos de los cinco grupos alimenticios.

 


¿Qué patrones notaste en la dieta de tu pequeño? ¿Comió alimentos de cada uno de los grupos alimenticios los días que marcaste? ¿Qué grupos alimenticios parecen faltar en su dieta?

 

Sources

 

Dattilo AM Programming long-term health: Effect of parent feeding approaches on long-term diet and eating patterns. In: Early nutrition and long-term health, mechanisms, consequences and opportunities. Ed., Saavedra and Dattilo, Elsevier, 2017: 471-95.

 

Mallan KM, Fildes A, Magarey AM, et al. The relationship between number of fruits, vegetables, and noncore foods tried at age 14 months and food preferences, dietary intake patterns, fussy eating behavior, and weight status at age 3.7 years. J Acad Nutr Diet 2016; 116(4):630-7.

 

Shelov SP & Altmann TR (Eds.). (2009). American Academy of Pediatrics. The complete and authoritative guide Caring for your baby and young child birth to age 5 (5th ed.). USA: Bantam Books.

 

https://www.healthychildren.org/English/health-issues/injuries-emergencies/Pages/Choking-Prevention.aspx (Accessed August 8 2018)

 

Last revised: July, 2018

 

¿Encuentra útil este artículo?
  • Nada útil
  • Podría ser útil
  • Útil
  • Muy útil
  • ¡Me encantó!

Únete a nuestro club

Ser padres puede ser más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

Buscar

Aun no encuentras
¿Qué es lo que estas buscando?

Prueba nuestro motor de preguntas inteligentes. Siempre tendremos algo para ti