MyFeed Personalized Content
desde 9 meses
Artículo
Add this post to favorites

Alimentos formadores en la alimentación del niño

Los alimentos formadores son aquellos nutrientes que contienen proteínas, vitaminas y minerales, y que participan en el crecimiento y desarrollo de las células y estructuras que forman el cuerpo humano, aportando a la alimentación del niño.

4min leer Jun 10, 2022

qué son los alimentos formadores

 

¿Cuántas veces has repetido la frase "tómate toda la leche que te hace bien"? Aunque suene cliché, es mucho más que eso, pues la leche materna, además de otros alimentos como el huevo, las carnes y las leguminosas, pertenecen a un grupo llamado Alimentos Formadores, indispensables en la alimentación del niño y en el menú del niño, especialmente en sus primeros años de vida. Acá te contamos por qué debes incorporarlo a la alimentación del niño.

¿Qué son los alimentos formadores?

Los alimentos formadores son aquellos nutrientes que contienen proteínas, vitaminas y minerales, y que participan en el crecimiento y desarrollo de las células y estructuras que forman el cuerpo humano, aportando a la alimentación del niño. Algunos especialistas los definen como “constructores” y lo asocian con un conjunto de ladrillos que nos ayudan a construir órganos y tejidos, manteniendo la salud de todos los sistemas del cuerpo. 

¿Por qué son importantes los alimentos formadores en el menú del niño?

Si bien alimentos formadores son importantes en la alimentación de cualquier persona, en la alimentación del niño son indispensables, debido a que cumplen funciones de formación de algunos órganos y tejidos en pleno desarrollo. Algunas de ellas son: construir y reparar los músculos, tejidos y órganos, formar los huesos, uñas y dientes fuertes y sanos, evitan la anemia, la fatiga muscular y mental. Por esto, los alimentos formadores son indispensables en el menú del niño.

¿Cuáles son alimentos formadores en la alimentación del niño?

- Leche y sus derivados: la leche es uno de los alimentos del niño más importantes para el organismo por la cantidad de nutrientes que posee. Necesaria en el menú del niño, es la principal fuente de calcio, contribuyendo principalmente en la formación de los huesos por ser fuente de calcio, fósforo y magenesio. 

También es fuente de proteínas de excelente calidad. Si tu bebé es intolerante a la lactosa, puede consumir leche sin lactosa o reemplazarla por otros derivados lácteos, como el yogurt o el queso, así, este alimento formador será parte del menú del niño.

- Carnes, pescados y mariscos: aportan una cantidad apreciable de proteínas, hierro, fósforo, zinc y vitamina B a la alimentación del niño y al menú del niño. Las proteínas son muy ricas en hierro y aportan cantidades de grasas que ayudan al buen funcionamiento del cuerpo. 

- Huevos: Son uno de los alimentos formadores de gran valor nutritivo, aportan energía y fortalecen la salud de los huesos. Rico en proteínas contenidas principalmente en la clara del huevo, la yema es rica en vitaminas A y B, además de hierro y azufre, elementos indispensables que deben estar presentes en la alimentación del niño.

- Legumbres: Además de su riqueza proteica, las legumbres son alimentos formadores que poseen fibra, hierro y vitamina E, que deben incorporarse, por lo menos, dos veces a la semana al menú del niño. Aportan ácido fólico, fibra y energía.

- Cereales y frutos secos: estos alimentos formadores aportan fibra, carbohidratos y proteínas; los cereales son bajos en grasas favoreciendo la nutrición de tu pequeño. Los frutos secos contienen un gran valor nutricional y ayudan a mejorar las funciones cognitivas. 

Los diferentes nutrientes presentes en los alimentos formadores cumplen diversas funciones primordiales y esenciales en nuestro organismo. Por ende, una alimentación del niño completa en nutrientes es indispensable para que crezca saludable, aunque siempre supervisada por el pediatra, quien determinará las cantidades de acuerdo con las características de la alimentación del niño y los alimentos que no deben faltar en el menú del niño.  

¿Cuántas veces has repetido la frase "tómate toda la leche que te hace bien"? Aunque suene cliché, es mucho más que eso, pues la leche materna, además de otros alimentos como el huevo, las carnes y las leguminosas, pertenecen a un grupo llamado Alimentos Formadores, indispensables en la alimentación del niño y en el menú del niño, especialmente en sus primeros años de vida. Acá te contamos por qué debes incorporarlo a la alimentación del niño.